Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘KIT DE SUPERVIVENCIA’ Category

Norka Osorio, nuestro último fichaje, nos presenta su primer kit de supervivencia:

El Primer Mundo conoce al Otro Mundo

(12 de Octubre, ¿día de la raza?)

Creo que el primer encontronazo ocurrió en tiempos remotos.

Corre el año 1486. Cristóbal Colón intenta convencer a los Reyes Católicos para que lo patrocinen en un viaje, aún no se sabe si de ida y vuelta, a las Indias, tierras donde hay especias y sedas y donde el comercio avanza a pasos agigantados. Isabel, la I, ha visto la oportunidad muy a lugar, sí comerciar, y como el Mercader de Venecia conseguir un crédito de verdad; así que en 1492 y con ayuda de sus secuaces, por fin logra convencer a Fernando, para hacer a Colón con tres barcos: La Niña, La Pinta y La Santa María y un atajo de expresidiarios que han pasado el test virtual de navegación. –Tenlos tú, Colón, le ha dicho la Reina, eso les servirá de lección, que la terapia de grupo ya estaba muy de moda por aquellos días.

Capítulo I, Tierra a la vista!

Después de meses de vagar sin rumbo o más bien fuera de rumbo, por fin parece que vamos a demostrar que la Tierra es redonda como dijo Copérnico antes que lo condenaran de hereje. Superados los motines a causa de los vapuleos, días sin bañarse y abstinencia sexual, los bucaneros estaban en el casco del barco jugando Chinchón cuando Rodrigo gritó: Tierra a la vista! Hasta Colón pensó que alucinaba y fue a revisar sus reservas de Jerez, no fuera a ser que Rodrigo las hubiese encontrado. Las reservas estaban a salvo y cuando el barco tocó de verdad tierra, Colón se fue de bruces y pegó la cabeza contra el borde de la puertecita del minibar.

Capítulo II, Qué ha pasau?

Los expresidiaros, ya diplomados bucaneros, felicitaron a Colón y se adentraron en la selva, decididos a volver a casa andando. El primer dardo envenenado se lo pegaron a Rodrigo quién ya lejos del barco, gritaba y brincaba fuera de sí y en un acto casi religioso se despojó de sus harapos, pues no se cambiaba de muda hacía tres meses y el escozor era de espanto. Entre los matorrales había niños y ancianos y a los Indios les pareció de muy mal gusto el acto impúdico de Rodrigo. Así que, pum, le tocó el dardo. Ahí hasta los más audaces ya habían retrocedido. Todos en fila india –aunque aún el término no llevaba este nombre, detrás de Colón. –Capitán, mi capitán, nos plegamos a sus órdenes, dijeron ellos y Colón replicó: -Ahora sí, no te jode! (más…)

Read Full Post »